El Juez deja en libertad a las activistas de Femen y da una lección …

Agencias/Kaosenlared

El juez de instrucción número 6 del Juzgado de Plaza de Castilla, Ramiro García de Dios Ferreiro, dejaba en libertad, a las pocas horas, a las activistas de FEMEN detenidas ayer martes tras protestar en el Congreso con el torso desnudo al grito de "aborto sagrado", cuestionándo abiertamente que por estos hechos puedan ser acusadas de "perturbar" la sesión plenaria, de acuerdo al artículo 497.2 del nuevo Código Penal.

Según el citado artículo, la actuación de las tres feministas --una española, otra francesa y la tercera ucraniana-- sería sancionada a penas de entre seis meses y un año por perturbar gravemente el orden de las sesiones de las Cortes "sin ser miembros del Congreso de los Diputados, del Senado o de una Asamblea Legislativa de Comunidad Autónoma" o a una pena de multa de seis a doce meses en caso de que dicha perturbación se interprete como no grave.

Ambas activistas, una ucraniana y otra francesa, salieron de los Juzgados de Plaza de Castilla de Madrid sobre las ocho y media de la tarde. El juez únicamente les ha impuesto --al igual que a la tercera detenida, de nacionalidad española-- la obligación de fijar un domicilio en España, "a efectos de notificaciones y citaciones".

En su auto, el juez considera "harto difícil" considerar que, como sostiene el atestado policial "sin concretar artículo alguno", se pueda catalogar el acto de protesta de FEMEN como un hecho de perturbación grave penado como un delito de alteración de orden público en el Congreso.

El magistrado señala que "el análisis contextual ponderado impide apreciar perturbación grave del orden de la sesión", y añade que, de acuerdo al nuevo Código Penal, grave es un término "polisémico y abierto" que no puede ser utilizado de un "modo discrecional o sin consistencia factual".

Es más, el juez apunta a que el Código Penal aplica el principio de legalidad de forma "mecánica" en lo que se refiere a la perturbación del orden de las sesiones parlamentarias. "Es decir", añade a modo de ejemplo, "si vítores y aplausos de los invitados, con aclamaciones laudatorias hacia un interviniente se produjeran, habría de verse si ello se consideraría como perturbación".

El magistrado recuerda que las activistas ucraniana y francesa asistieron al Congreso "en calidad de invitadas" y de forma "pacífica", y recurre al artículo 3 del Código Civil para sostener que "no parece razonable reconducir la protesta desnudándose el torso a un episodio capaz de producir subjetivamente una perturbación grave del orden". El auto indica que lo que se tiene que someter al artículo 497.2 del Código Penal es si gritar "aborto sagrado" habría perturbado la sesión.

El juez vuelve a criticar el atestado policial por sostener que una de las detenidas, al ser detenida, se desprendió de uno de sus zapatos y lo arrojó a la tribuna de los diputados. "No se ha aportado grabación videográfica que permitiera constatar el acto del lanzamiento del zapato e incluso en la declaración en sede policial ni tan siquiera consta pregunta alguna relativa al lanzamiento del zapato", indica.

A diferencia de lo que ocurrió con la activista de nacionalidad española, que fue puesta en libertad en sede policial tras dejar constancia de su domicilio para posibles citaciones futuras, las dos de nacionalidad extranjeras fueron trasladadas a sede judicial al no tener domicilio en España.

El juez también critica este extremo al entender que "la carencia de domicilio en España no impide que puedan señalar un domicilio, incluso el de su abogada, donde puedan ser citadas para juicio".

Anteriormente, para nuevo bochorno del gobierno, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, había calificado "de todo punto ilegal y delictiva" la acción de protesta llevada a cabo por las tres activistas de FEMEN, asegurando, en el colmo del surrealismo, de que se había corrido peligro ya que, de haberse caído alguna de las mujeres, podría haberse matado ella misma o a un diputado.

En declaraciones a 13tv, Fernández Díaz sostuvo que las activistas, a las que, según ha dicho, "alguien habrá pagado para estar ahí", han podido producir una "tragedia" si se hubiera caído cualquiera de ella desde la tribuna de invitados del Congreso.

"Se podría haber producido una tragedia, haberse caído ella y haber matado a algún diputado", ha sostenido Fernández Díaz. Según la información recabada por el ministro, las tres activistas accedieron al Congreso por el "turno libre", es decir, sin invitación explícita de ningún grupo político.

Fernández Díaz, a diferencia del juez encargado del caso, defendía que interrumpir la sesión plenaria es "muy grave lo haga quien lo haga", de ahí que le parezca "alucinante" que algún grupo justifique el acto de FEMEN. En este sentido, ha repetido que para él la protesta "es evidente que es delictivo".  

Imaginamos que el Ministro estará aluciando completamente, pues, tras haber leído el auto del juez. ¿O acaso le habrá servido para aprender aunque solo fuese un poco de cómo debe funcionar una verdadera democracia? Tratándose del Ministro de Interior más autoritario y retrógrado de las últimas dos décadas, como poco, lo dudamos bastante. Mucho más probable que esté alucinando con los razonamientos jurídicos del juez y ya esté buscando la forma de "quitarlo de en medio". 

   Lara Alcázar, líder del movimiento Femen en España, y una de las activista que ha protagonizado este miércoles la protesta contra la reforma de la Ley del Aborto en el Congreso de los Disputados, ha asegurado que las protestas de estas activistas van a continuar. "Por supuesto, vamos a llegar más lejos y por supuesto vamos a seguir protestando", ha dicho tras quedar en libertad a la espera de juicio.

   "Nuestra intención ahora es abrir un centro de Femen en Madrid para que las activistas se formen y estas protestas se sigan desarrollándose", ha dicho, al tiempo que ha explicado que su centro de referencia está ahora en París y que, por el momento, son entre 15 o 20 activistas en España.

   Tras asegurar que han sido tratadas con "bastante brutalidad" tras la protestas y que les han quedado marcas, ha explicado que sus compañeras, de nacionalidad francesa, han sido trasladas a los juzgados de Plaza de Castilla, donde prestan declaración, acusadas, como ella, de un delito de alteración del orden público.

   "Nosotras no queríamos intervenir o crear un disturbio dentro de la actividad parlamentaria sino simplemente expresar nuestro desacuerdo con la medida con el señor ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, quiere proponer para que las mujeres estén esclavizadas al servicio de su moral con su reforma de la Ley y eso es lo que hemos hecho, una protesta pacífica", ha añadido.

   En la misma línea ha explicado el lema de su protesta 'el aborto es sagrado': "Si para Gallardón es sagrado el catolicismo y es sagrada su moral, para nosotros lo que es sagrado es la vida y la decisión de una mujer sobre su propio cuerpo". Al mismo tiempo, ha insistido en que van a seguir luchando, sin importar lo que diga la opinión pública, la derecha o la izquierda.

   Tras realizar dos acciones ante embajadas de Ucrania y Túnez, con menor repercusión, Alcázar considera que esta tercer era "completamente" necesaria porque se está "poniendo en peligro la libertad de las mujeres en España. "Por su puesto, vendrán más acciones", ha añadido.

   Además, ha defendido utilizar el cuerpo para llevar a cabo estas protestas: "Nuestro cuerpo no es un objeto erótico, es un objeto de protesta, es un contexto político. Están liberados de cualquier sentido patriarcal son usado para nosotras, para uso y disfrute y para nuestras reivindicaciones".

   Finalmente, a quienes consideran respulsivo este modo de protestar, la activista a respondido que lo que es "respulsivo" es que "no se tenga en cuenta la opción de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos, sobre sus vidas". "No vamos a doblegarnos ante la opinión de un partido fascista, derechista y misógino", ha dicho en referencia al PP, al tiempo que ha asegurado que no quieren desacreditar ningún otro tipo de protesta feminista y que el suyo es solamente uno más.

Via: kaosenlared.net


Short link: [Facebook] [Twitter] [Email] Copy - http://whoel.se/~9IwUV$4Hh

This entry was posted in ES and tagged on by .

About FEMEN

The mission of the "FEMEN" movement is to create the most favourable conditions for the young women to join up into a social group with the general idea of the mutual support and social responsibility, helping to reveal the talents of each member of the movement.

Leave a Reply