Tres jóvenes fueron sentenciadas a 4 meses de cárcel en Túnez


La condena a activistas desata la ira de Femen

Tres jóvenes fueron sentenciadas a 4 meses de cárcel en Túnez

El grupo feminista ha organizado acciones en topless de apoyo a sus militantes ante el Parlamento europeo en Bruselas y frente a las embajadas de Túnez en Suecia y España.

Las tres activistas europeas del grupo radical feminista Femen, detenidas en Túnez el 29 de mayo, fueron condenadas a cuatro meses y un día de cárcel, por atentado contra el pudor y las buenas costumbres, confirmó el abogado tunecino Suhair Bahri.

"Esperaba que fueran liberadas, pero desgraciadamente siguen en prisión", dijo Bahri.

Las feministas, de acuerdo al artículo 226 bis del Código Penal tunecino, podrían haber sido sentenciadas a una pena de prisión máxima de un año, con cumplimiento de condena.

Las francesas Pauline Hillier y Marguerite Stern, de 27 y 23 años respectivamente, y la alemana Josephine Markmann, de 19 años, fueron acusadas de incitar al libertinaje. Ellas fueron detenidas por protestar desnudas de la cintura para arriba ante las puertas del Palacio de Justicia de Túnez al tiempo que gritaban: "Free Amina now!" (¡Liberad a Amina ahora!). Enarbolaban unas banderolas rojas en las que se podía leer la misma frase y en sus pechos habían pintado las palabras "Breast feed revolution" (Revolución amamantada).

Los dos abogados franceses no estuvieron presentes en la sesión por considerar que no había garantías de imparcialidad. Pero ellas en el juicio reivindicaron su actuación y protesta en Túnez.

Poco después de las 09:30, el juez inició la audiencia al preguntar a las acusadas los motivos de su manifestación en topless el 29 de mayo, cuando fueron detenidas.

"Vine el 28 de mayo para hacer una manifestación política y apoyar a Amina (Sboui, una militante tunecina de Femen encarcelada). Nos hemos puesto de acuerdo a través de Internet y hemos venido desde París", explicó Josephine Markmann, la joven alemana, cubierta, como es costumbre con las mujeres que enfrentan un juicio, de un sefsari (velo blanco). Preguntada por el juez sobre sus intenciones, Markmann respondió con ayuda de un traductor: "Me alegro de cada oportunidad para expresar mis posiciones políticas". "Desvelar nuestro pecho no es para crear excitación sexual sino que se trata de una forma de militantismo", declaró una de las francesas, Marguerite Stern.

Abogados de asociaciones islámicas que piden constituirse en parte civil fueron luego autorizados a presentar sus argumentos, y denunciaron con vehemencia la acción de las Femen en el país musulmán dirigido por el partido islamista Ennahda. "Es el islam el que honra a la mujer y le ofrece su libertad, no el hecho de desnudarse", dijo Slah Khlifi.

Durante la primera sesión del juicio, celebrada el 5 de junio, la defensa argumentó contra la acusación de incitación al libertinaje asegurando que sus cuerpos no son un objeto de exhibición para seducir sino un mensaje político.

El proceso contra las tres activistas se celebró sin incidentes, después de que la semana pasada fueran expulsadas del país tres activistas de Femen de nacionalidad ucraniana y bielorrusa, que pretendían protestar ante el Palacio de Justicia de la capital tunecina en solidaridad con sus cuatro compañeras detenidas.

Luego de conocida la sentencia, el movimiento ucraniano Femen publicó un llamamiento al mundo para defender a sus "valientes luchadoras por la libertad".

"El movimiento feminista Femen no permitirá que sus militantes se pudran en la cárcel y por eso llama a todo el mundo a defender a estas valientes luchadoras por la libertad", dice el comunicado del grupo.

Las activistas aprovecharon la ocasión para reivindicar a través de su comunicado el poder de la mujer desnuda y su misión liberadora. Femen, cuyo eslogan es "Vine, me desnudé, vencí", (parafraseando la célebre locución en latín "Veni, vidi, vici") nació hace un lustro en Ucrania y enseguida cobró fama mundial por las protestas topless contra el machismo y la injusticia.

Femen dijo, además, temer por el destino de su joven activista tunecina Amina, que fue privada de la libertad por difundir, en febrero pasado, unas imágenes en Internet en las que se le puede ver con los pechos descubiertos, un acto para criticar la moral conservadora de su país. Eso desató la indignación de grupos de extremistas religiosos que han llegado a sugerir que Amina debería ser azotada y lapidada.

Las feministas creen que Amina corre el peligro de ser lapidada, visto el castigo que la Justicia tunecina, que se guía por las reglas de la Sharia, impuso a sus tres compañeras europeas por la protesta pacífica.

El juez que lleva el caso de Amina, juzgada en Qirauán, por profanar el espacio sagrado de un cementerio y atentar contra las buenas costumbres, no se ha pronunciado tras la primera sesión del juicio celebrada el 5 de junio.

La abogada de Amina, Boshra Bel Hach Hamida, indicó que el juez todavía no ha dictado sentencia ni convocado una nueva sesión, mientras que la joven activista continúa encarcelada.

Amina ya fue sentenciada el 30 de mayo al pago de una multa de $200 por posesión de un aerosol defensivo, que le fue requisado en Qayrawan, la cuarta ciudad más sagrada del islam. (EFE-AFP)

Europa pide cambios en Túnez

La Unión Europea deploró la severidad de las condenas de cárcel a tres feministas europeas que se manifestaron en topless en Túnez y pidió a al ejecutivo del país, dirigido por islamistas moderados, una reforma de las leyes sobre libertad de expresión.

Siete miembros de Femen protestaron semidesnudas ante la Eurocámara portando carteles con las fotografías de sus compañeras detenidas y mensajes en favor de la libertad de ellas.

En España también hubo una manifestación en topless ante la embajada tunecina de Madrid. "Femen está aquí protestando porque se ha encarcelado en Túnez a tres de nuestras activistas, que están siendo juzgadas solo por el mero hecho de defenderse e ir a protestar por los derechos de la mujeres en Túnez", explicó Lara Alcázar, líder del recién fundado grupo Femen España.

"La UE está sorprendida por la severidad de la sentencia", dijo un portavoz de la jefa de política exterior de la UE Catherine Ashton. "Para garantizar la libertad de expresión, la UE subraya la necesidad de revisar las leyes heredadas de regímenes anteriores, que pueden ser usadas para restringirla", dijo Michael Mann. Túnez fue el primer país donde surgió la Primavera Árabe.

 

[6392]

Via: hoy.com.ec


Short link: [Facebook] [Twitter] [Email] Copy - http://whoel.se/~hndiJ$3Ap

This entry was posted in ES and tagged on by .

About FEMEN

The mission of the "FEMEN" movement is to create the most favourable conditions for the young women to join up into a social group with the general idea of the mutual support and social responsibility, helping to reveal the talents of each member of the movement.

Leave a Reply