Feminista de la cuna al Congreso

Líder del movimiento "Femen" en España


Luján PALACIOS

Su rostro aniñado de piercing en la nariz y su torso desnudo han saltado a la primera página de periódicos y telediarios a lo largo de esta semana. Lara Alcázar se ha hecho famosa tras apenas unos minutos de rifirrafe en las gradas del Congreso, protestando en "top-less" contra la reforma de la ley del aborto ante el ministro Alberto Ruiz-Gallardón y el resto de los diputados, encaramada a una columna junto con dos compañeras del grupo feminista Femen.

Es la primera acción de calado de una joven de 21 años, nacida en El Entrego y residente en Gijón desde que era casi bebé. La culminación a lo grande de varios meses de entrenamiento para protestar sin dejar a nadie indiferente, usando su cuerpo como soporte para dejar un mensaje de impacto. Después de pasar un tiempo de adiestramiento en París bajo las órdenes de otras feministas del movimiento más experimentadas, Alcázar ha demostrado ser una buena alumna.

Algo que no ha sorprendido a quienes la conocen de cerca, convencida de sus ideales como lo está desde que era adolescente. "La oyes argumentar y explicarse ahora y, siendo tan joven como es, ya se defendía igual de bien cuando tenía 14 años", explican sus allegados. Por eso, cuando anunció a los suyos que se enrolaba en Femen no sorprendió a nadie. "Más bien todo el mundo pensó que le venía como anillo al dedo".

Las ideas feministas le vienen a Lara Alcázar desde la cuna, bajo la influencia de una familia matriarcal en la que su madre y su abuela son sus principales pilares. Hija de padres separados, viaja a menudo a Alicante para visitar a su hermano pequeño, hijo de su padre y con el que mantiene una excelente relación. Pero el hecho de vivir con su madre, Laura Miranda, y su abuela desde que tenía apenas 2 años la ha influenciado mucho. "Son una piña, y tiene una sintonía especial con su madre, que también es muy joven", señalan quienes la conocen. Con ella comparte las ideas feministas, la pasión por los tatuajes y un gusto muy marcado por la música, el cine, la fotografía y el arte. De hecho, su abuela es pintora reconocida, Marta Herrero, y ella misma está matriculada en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo. Entre las tres mujeres han forjado un núcleo familiar "fundamental", al que Lara se siente muy apegada.

Tanto, que según sus amigos "no hay nada que le guste más en el mundo que tomar un chocolate hecho por su madre y una tarta elaborada por la abuela, las tres juntas en casa y hablando de todo y de nada". Para ellas, y también para su novia, Lara es "un orgullo". La apoyan incondicionalmente, y su madre está encantada con la repercusión que está teniendo el liderazgo feminista de "la su guaja". Ayer mismo volvió a tomar la voz cantante para protagonizar en Madrid un "desfile" paralelo al de las Fuerzas Armadas por el día de la Hispanidad, y ya se la rifan para entrevistarla en horario de mayor audiencia en televisión.

Ahora reside en Madrid, pero siempre ha estado muy apegada a las raíces. Si le preguntan responde que es de El Entrego, aunque la mayor parte de su vida haya transcurrido en Gijón, donde estudió en un colegio de monjas. Un dato que para los que la tratan tampoco resulta discordante, porque de hecho "ella tiene amigos de todo tipo y condición", aseguran. Lo que sí destacan es, por encima de todo, la fidelidad a sus amigos y sus ideas, y "una gran inteligencia y carácter fuerte y definido desde que era muy pequeña". El mismo que la llevó desde muy pronto a relacionarse con otros compañeros de gustos parecidos, siempre activos y receptivos para expresar su disconformidad con lo que los convence.

Gusta de disparar con la cámara y mostrar sus imágenes en su blog y en varios sitios de internet, bajo el nombre artístico de Lara Newell. Se mueve con soltura por las redes sociales, a través precisamente de las que trabó relación con las impulsoras de Femen en Francia. Una tarea que ahora combina con un activismo que "va más allá del feminismo, tiene una gran conciencia social y está comprometida con muchas causas", señalan sus conocidos. Ella ya ha advertido de que no van a parar, pese a haber estado detenida unas horas en Comisaría.

Y sus amigos la creen a pies juntillas, porque Lara no es de las que se echan para atrás cuando emprenden un proyecto. Está convencida de que expresarse con los pechos al aire no tiene nada de especial porque "el cuerpo de la mujer siempre ha estado dominado por el patriarcado y es una herramienta de protesta, una forma de liberarnos y librarnos del pudor", como ella misma explica.

Por eso, seguirá saliendo a la calle para protestar contra "la Iglesia, la religión, las instituciones, los regímenes y las leyes opresoras para con las mujeres" siempre que sea menester, con el pecho cruzado de mensajes y con la corona de flores puesta en el pelo, intentando atraer para la causa a nuevas feministas dispuestas a arriesgarse. Y todo ello, bajo una máxima que se repite mucho en su familia: "Siempre guerrilleras, nunca bandoleras". Lara Alcázar promete seguir dando que hablar.

Via: lne.es


Short link: [Facebook] [Twitter] [Email] Copy - http://whoel.se/~49YdL$4Kd

This entry was posted in ES and tagged on by .

About FEMEN

The mission of the "FEMEN" movement is to create the most favourable conditions for the young women to join up into a social group with the general idea of the mutual support and social responsibility, helping to reveal the talents of each member of the movement.

Leave a Reply