Sin tetas no hay paraíso

DE no haber sido monseor Rouco el increpado sino Tierno Galvn, aquel socialista tan correcto que hubiera hecho un gran presidente de la Tercera Repblica, la reaccin sera socarrona. "Seoritas, el busto es mo". Se lo dijo a aquella musa que tanto ense en la transicin. Susana Estrada quiso sorprender al viejo profesor mostrando una teta, a lo que don Enrique replic con esa frase antolgica que queda para la historia.

Pero don Antonio Mara (Too, como lo llaman las chicas de Femen) no es Tierno, ni tampoco el Umbral que se vio en una tesitura parecida a la del cardenal, con el que comparta la animadversin de las feministas ms ardientes. Un grupo de ellas lo increp a la entrada de un acto cultural, despus de que el escritor las retratara con irona en una de sus columnas. Ya dentro del recinto, le preguntan por el incidente, esperando que de su boca saliera un reproche, una queja o protesta. "Las he pagado yo", dijo mordaz.

Rouco no coment nada, una vez libre del acoso mamario de este grupo que pasa de la mujer objeto a la mujer panfleto, ante el desconcierto del feminismo tradicional, que no sabe si aplaudir o criticar. La reaccin episcopal ha sido cauta, tranquila, sin rasgamiento alguno de vestiduras. Quiz porque la Iglesia de hoy, por mucho que se diga, es ms tolerante que algunos de los que la atacan. No hay bandas de curas que irrumpan cirio en mano en una reunin de abortistas con palabras soeces. Se limitan a intentar influir en la sociedad y en el poder, como hacen muchos otros grupos. Femen, sin ir ms lejos. Rezan pero no gobiernan, por decirlo de otro modo. Una cosa es abogar por la separacin de Iglesia y Estado, y otra exigir que la Iglesia sea muda. Lo primero es una actitud democrtica, mientras que lo segundo est emparentado con el totalitarismo, vaya vestido o ande en pelota picada por ah.

Pero tal vez haya una segunda razn por la que el cardenal de Vilalba aguant con estoicismo los improperios. Anda el catolicismo revuelto, inmerso en cambios, sometido a revisiones de dogmas y principios que parecan incontestables. El papa Paco es lo que hubiera sido Lutero de haber permanecido en el catolicismo romano. No clava sus tesis en las puertas de ninguna iglesia, pero prodiga gestos y palabras heterodoxos que a alguien como Rouco estarn alucinando. Nadie puede imaginar qu dir Bergoglio si le preguntan por las Femen estas. Las invitar al Vaticano, las comparar con Eva antes de la manzana, les pedir que se abriguen? Sin tetas no hay paraso... terrenal.

Via: elcorreogallego.es


Short link: [Facebook] [Twitter] [Email] Copy - http://whoel.se/~V6PQe$4n4

This entry was posted in ES and tagged on by .

About FEMEN

The mission of the "FEMEN" movement is to create the most favourable conditions for the young women to join up into a social group with the general idea of the mutual support and social responsibility, helping to reveal the talents of each member of the movement.

Leave a Reply